viernes, 22 de mayo de 2009

2 Macabeos 12:38-46

He estado leyendo y analizando algunos sitios de apológica católica donde tratan de probar el purgatorio con bases Bíblicas, uno de los texto que siempre se utilizan es el de II Macabeos, pero hasta ahora no he visto que alguien de un contexto amplio de dicho pasaje como el que voy a presentar aquí:

Luego Judas reunió al ejército y se dirigió hacia la ciudad de Odolám. Como estaba ya próximo el séptimo día de la semana, se purificaron con los ritos de costumbre y celebraron el sábado en aquel lugar. Los hombres de Judas fueron al día siguiente —dado que el tiempo urgía— a recoger los cadáveres de los caídos para sepultarlos con sus parientes, en los sepulcros familiares. Entonces encontraron debajo de las túnicas de cada uno de los muertos objetos consagrados a los ídolos de Iamnia, que la Ley prohíbe tener a los judíos. Así se puso en evidencia para todos que esa era la causa por la que habían caído. Todos bendijeron el proceder del Señor, el justo Juez, que pone de manifiesto las cosas ocultas, e hicieron rogativas pidiendo que el pecado cometido quedara completamente borrado. El noble Judas exhortó a la multitud a que se abstuvieran del pecado, ya que ellos habían visto con sus propios ojos lo que había sucedido a los caídos en el combate a causa de su pecado.Y después de haber recolectado entre sus hombres unas dos mil dracmas, las envió a Jerusalén para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Él realizó este hermoso y noble gesto con el pensamiento puesto en la resurrección, porque si no hubiera esperado que los caídos en la batalla iban a resucitar, habría sido inútil y superfluo orar por los difuntos. Además, él tenía presente la magnífica recompensa que está reservada a los que mueren piadosamente, y este es un pensamiento santo y piadoso. Por eso, mandó ofrecer el sacrificio de expiación por los muertos, para que fueran librados de sus pecados. II Macabeos 12:38-46

De hecho lo que vemos en letras rojas, es lo que comúnmente presentan los @pologistas de Roma, sin embargo el pasaje de este libro apócrifo dice de manera clara cual fue la causa de la muerte de estos soldados, lo que vemos en negritas.

De este pasaje se argumenta que Judas Macabeo hizo sacrificios por el alma de los soldados muertos, para que estos salieran del purgatorio.
Sin embargo existen dos problemas con este pasaje, el primero es que los soldados murieron a causa de la IDOLATRÍA y de acuerdo con Roma este es un pecado mortal.
Las Escrituras dicen que los idolatras no heredaran el cielo:

"...los idolatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Esta es la segunda muerte" Apocalipsis 21:8.

De acuerdo con las enseñanzas de Roma y sobre todo de la Biblia, estos soldados no estaban en el purgatorio sino en el infierno.

El segundo problema es que el sacrificio que realizo Judas, no se encuentra en la Ley de Moisés o que sea un ordenamiento de los profetas, por tal motivo vemos que su acto es contrario a lo que sabemos de la voluntad de Dios y es contradictorio con Roma, porque esta orando por personas que cometieron el pecado mortal de la IDOLATRÍA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...