sábado, 27 de junio de 2009

El Canon y los Concilios

Hay un hecho interesante vemos que en algunos concilios locales y en otros ecuménicos, antes de Trento se lista a los libros apócrifos como “canónicos” sin embargo ¿Por qué la mayoría de la iglesia los rechazo como tales?.

Voy a citar a un catolico y la lista que ofreció:

Para terminar, voy a poner la posición oficial de la Iglesia desde el año 382 hasta el concilio de Trento:

CONCILIO DE ROMA 382. PAPA SAN DÁMASO

III CONCILIO DE CARTAGO, 397

CONCILIO DE HIPONA 393:

El Cuarto Concilio de Cártago en 419d.C.

CONCILIO DE FLORENCIA, 1438 -1445

Si va a intentar refutar algo, hagalo con los concilios donde queda expresada la fe de la Iglesia y sus enseñanzas y no a través de opiniones de personas, que no son VERDADES DOCTRINALES.

Le he mencionado los principales concilios, en todos ellos se reconocen los mismos libros que Damaso por primera vez reconocio como Escritura Divina e inspirada, por tanto la enseñanza no ha variado un ápice, la Iglesia no adopta sus enseñanzas de las opiniones de Cardenales, Obispos, teologos, la Iglesia adopta las enseñanzas que salen de los concilios y en todos ellos es la misma: Antes de Trento ya se les consideba Escritura divina esta era la enseñanza de la Iglesia.El resto son opiniones personales de Teologos pero no Magisterio.

Dios les Bendiga mis hermanos Católicos!

Sin embargo este católico cae en anacronismos teológicos, queriendo importar las doctrinas de infalibilidad y enseñanza oficial, cuándo no existían, de nuevo tengo que traer a la Enciclopedia Católica, fuente que a ignorado esta persona una y otra vez:

Jerónimo distinguía entre libros canónicos y eclesiásticos. Estos últimos circulaban en la iglesia como espiritualmente buenos pero no eran reconocidos como autoritativos. De acuerdo con la doctrina católica, el criterio para el Canon Bíblico es la decisión infalible de la iglesia. Esta decisión no fue dada hasta ya mucho tiempo después en la Historia de la Iglesia (en el concilio de Trento). Antes e esto había algunas dudas acerca de la canonicidad de ciertos libros Bíblicos, i.e., acerca de su pertenencia al canon. El Concilio de Trento definitivamente fijo el tema del canon del Antiguo Testamento. Que esto no había sido hecho previamente es aparente por la incertidumbre que persistía hasta el tiempo de Trento” New Catholic Encyclopedia, Vol. I (Washington D.C.: Catholic University, 1967), p. 360.

Mi pregunta es ¿Por qué si la posición oficial de la iglesia se conocía desde Damaso, por qué dice la Enciclopedia que había dudas respecto al canon y que Trento fue el primer concilio en dar una decisión infalible respecto al tema?

De hecho la enciclopedia católica hecha al piso todo el argumento del catolico, sobre la posición oficial de la iglesia cuando esta dice: “Que esto no había sido hecho previamente es aparente por la incertidumbre que persistía hasta el tiempo de Trento”.

Si había un canon oficial, tengo a la mano decenas de padres de la iglesia, doctores de la iglesia, teólogos, obispos, cardenales y papas que lo rechazan explícitamente. La respuesta mas obvia es que no existía tal cosa como canon oficial.

Si se persiste en esto tendremos que aceptar que Gregorio el Grande en su obra (Library of the Fathers of the Holy Catholic Church, (Oxford: Parker, 1845), Gregory the Great, Morals on the Book of Job, Volume II, Parts III and IV, Book XIX.34, p.424.) rechaza una ensenaza official de la iglesia, no importa que haya sido su opinion personal.

Antes de analizar la afirmación de que supuestamente estos concilios aceptan lo mismo, quiero mostrar que era lo que se pensaba sobre estos concilios y tener un concepto sobre que era el canon, para esto mostrare lo que dice el Cardenal Cayetano, famoso entre otras cosas por ser el oponente de Lutero, en su comentario del Antiguo Testamento dedicado al papa:

En este sentido, cerramos los comentarios sobre los libros históricos del Antiguo Testamento. Para el resto (es decir, Judith, Tobías, y los libros de Macabeos) se cuentan por San Jerónimo fuera de los libros canónicos, y se colocan entre la Apócrifa, junto con la Sabiduría y Ecclesiasticus, como es evidente a partir de la Prologus Galeatus. Tampoco se te inquieta, como un erudito bruto, si tú encontraras en cualquier lugar, ya sea en los sagrados Concilios o Doctores, que cuenten a estos libros como canónicos. Para las palabras así como de los Concilios de los doctores se reducirán a la corrección de Jeronimo. Ahora, de acuerdo a su juicio, en la epístola a los obispos Chromatius y Heliodorus, estos libros (y cualquier libro parecido en el canon de la Biblia) no son canónicos, es decir, no en la naturaleza de una norma para confirmar los asuntos de fe. Sin embargo, que puede ser llamado canónico, es decir, en la naturaleza de una norma para la edificación de los fieles, como se ha recibido y autorizado en el canon de la Biblia para ese fin. Mediante la ayuda de esta distinción tú puedes ver claramente tu camino a través de lo que Agustín dice, y lo que está escrito en el consejo provincial de Cartago.Cardinal Caietan (Jacob Thomas de Vio), Commentary on all the Authentic Historical Books of the Old Tesdtament, In ult. Cap., Esther. Taken from A Disputation on Holy Scripture by William Whitaker (Cambridge: University, 1849), p. 48. See also B.F. Westcott's A General Survey of the History of the Canon of the New Testament (Cambridge: MacMillan, 1889), p. 475

El termino canon vino a tener dos significados, uno estrecho y otra amplio, el primero se refería solo a los libros autoritativos, el canon hebreo, el Segundo a los libros apócrifos, no autoritativos sino eclesiásticos que se utilizaban para la edificación.

Si estos libros en un concilio se ponían dentro del canon, en las mentes de las personas se entendía cual era su verdadera posición en la Biblia, por tal motivo es falso el argumento que dice que la iglesia tenia como libros inspirados a los apócrifos, si es así ¿Por qué no excomulgaron o llamaron la atención a Cayetano?

Si retrocedemos mas en el tiempo con Juan Damaceno vemos el mismo sentir:

Observe, además, que hay veinte y dos libros del Antiguo Testamento, una para cada letra de la lengua hebrea. Porque hay veintidós letras de los cuales cinco son dobles, por lo que llegado a veintisiete ... Y por lo tanto, el número de los libros de esta manera se veintidós, pero se encuentra a veintisiete a causa de el doble carácter de cinco. Ruth se une a los jueces, y los hebreos los cuentan como un libro: el primer y segundo libros de los Reyes se cuenta como uno: asi tambien el tercer y cuarto de Reyes, y también el primero y segundo de Paraleipomena: y el primer y el segundo de Esdra. De esta manera, entonces, los libros se agrupan en cuatro Pentateucos y otros dos siguen estando aparte, para formar asi los libro canonicos.Cinco de ellos son de la Ley, a saber. Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio. Este que es el código de la Ley, constituye el primer Pentateuco. Luego viene otro Pentateuco, el llamado Grapheia, o como son llamados por algunos, el Hagiographa, que son los siguientes: Jesús (Josue) el Hijo de Nave, de los jueces junto con Ruth, primera y segunda de Reyes, que son un libro, tercero y cuarto de Reyes, que son un libro, y los dos libros de la Paraleipomena que son un libro. Esta es el segundo Pentateuco. El tercer es el Pentateuco de libros en verso, a saber. Job, Salmos, Proverbios de Salomón, Eclesiastés de Salomón y el Cantar de los Cantares de Salomón. El cuarto Pentateuco es el libro profético, es decir, los doce profetas, que constituyen un libro, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel. Luego vienen los dos libros de Esdra hecho en una, y Esther.

También están los Panaretus, que es la Sabiduría de Salomón, y la sabiduría de Jesús, que fue publicado en hebreo por el padre del Eclesiástico, y luego traducido al griego por su nieto, Jesús, el hijo de Sir. Estos son virtuosos y nobles, pero no se cuentan ni se les coloca en el arca. (Philip Schaff and Henry Wace, Nicene and Post-NiceneFathers (Grand Rapids: Eerdmans, 1955), Series Two, Volume IX, John of Damascus, Exposition of the Orthodox Faith, Chapter XVII)



Lo que habla este padre de la Iglesia es muy relevante sobre este tema, vamos a sacar algunos puntos importantes:

  • Juan de Damasco escribe algunos siglos después del concilio de Hipona y Cartago, demostrando que estos no tuvieron autoridad universal como lo hemos probado y seguiremos probando.
  • EXPLICITAMENTE dice que el canon del AT consiste en 22 libros, automáticamente esta afirmación elimina a los apócrifos del canon y hace que se una al gran grupo de padres que rechazan el canon de Roma.
  • Al final habla sobre los libros apócrifos de Roma, diciendo CLARAMENTE que estos no son canónicos ya que dice de ellos: “Esos son virtuosos y nobles, pero no son contados dentro del arca”, negando su inspiración divina, ya que no pertenecen al primer grupo de 22 libros.

Curiosamente este padre no fue condenado por algún papa o el magisterio de la iglesia, por negar el canon de Roma y apoyar el mismo que tienen lo judíos y los protestantes.

Y esto sucedió porque no existía un canon oficial con los apócrifos en el. No hay que caer en la superficialidad cuando se argumenta que solo eran opiniones personales de estos Padres, ya que aunque eran sus opiniones personales ¿Por qué estas personas consideradas padres de la iglesia católica y doctores de su fe se empeñan tanto en desacreditar la enseñanza de la iglesia?, eso es simplemente porque un canon con los libros apócrifos no existía.

Ya he citado a diferentes autoridades de la iglesia de Roma quienes contradicen de manera clara a este catolico al decir que la lista oficial y definitiva del canon llego a existir hasta Trento:

“La lista definitiva y oficial de los escritos sagrados no llego a existir en la Iglesia Catolica hasta el concilio de Trento” (Yves Congar, Tradition and Traditions (New York: MacMillan, 1966), p. 38).

El famoso teólogo católico, Congar, refuta la afirmación del catolico al decir que el canon con apócrifos era oficial desde el Concilio de Roma.

Ahora respecto a la afirmación del catolico que dice: “Le he mencionado los principales concilios, en todos ellos se reconocen los mismos libros que Damaso por primera vez reconoció como Escritura Divina e inspirada, por tanto la enseñanza no ha variado un ápice”

Hay que recordarle que existe contradicción entre lo que sanciono Cartago e Hipona, y lo que sanciono Trento como canónico.

Vamos a hablar sobre 1 Esdras en la LXX que es 3 Esdras en la Vulgata, Hipona y Cartago afirman que 1 Esdras y 2 Esdras son canónicos, ellos se están refiriendo a la versión de la LXX que tiene de igual forma 1 y 2 Esdras. En esta versión 1 Esdras es un apócrifo con adiciones de Ezra mientras 2 Esdras es la versión judía de Esdras-Nehemias del canon Judío en un solo libro, sin embargo el concilio de Trento afirma que 1 Esdras es el Esdras el canon Judío y 2 Esdras es Nehemias del canon judío, así que el que esta equivocado aquí eres tu Pelicano ya que los dos falibles concilios se contradijeron.

“Fue Jerónimo en la Vulgata latina en la cual separo a Esdras y Nehemias en 2 libros llamandolos 1 Esdras y 2 Esdras, se convirtieron en el estándar para la vulgata y las bases sobre las que Trento declaro que el 1 Esdras de la LXX no era canónico. 1 Esdras en la LXX se convirtió en 3 Esdras en la vulgata y otro apócrifo 2 Esdras en 4 Esdras.” William Webster, Refutation to Art Sippo, www.christiantruth.com

Así que cuando el papa Inocencio I se esta refiriendo a los 2 libros de Esdras, en base en la LXX esta diciendo que acepta como canónico a 3 Esdras en la vulgata, que es 1 Esdras en la LXX.

¿Cuáles concilios tienen la enseñanza oficial de la iglesia?


Estos hechos avalan lo que se ha dicho hasta ahora y el punto de vista de que los 2 concilios se equivocaron:


III Esdras (En la Vulgata, I Esdras en la LXX) fue copilado antes del A.D. 90 por el historiador Judios Josefo lo cito (Ant. 11); pero su preocupación exclusiva con intereses judíos pone su composición antes de la era cristiana, cerca del 100 A.C. Hasta el siglo V, muy frecuentemente los cristianos catalogaron a 3 Esdras con los libros canónicos, es encontrado en muchos manuscritos de la LXX y en la Vulgata Latina de Jeronimo. Los Protestantes por lo tanto incluyeron a 3 Esdras con los otros apócrifos (deuterocanonicos) como Tobias o Judith. El Concilio de Trento definitivamente lo removió del canon.
(New Catholic Encyclopedia (New York: McGraw Hill, 1967), Volume II, Bible, III, pp. 396-397).

Por lo tanto es falso que toda la enseñanza no haya cambiado ningún ápice.

También quiero hacer notar que en el concilio de Florencia de acuerdo con la Enciclopedia Catolica no hubo ninguna declaración infalible respecto al canon:

Laetentur caeli es un documento infalible, el unico del Concilio” (New York: McGraw Hill, 1967), Volume V, Florence, p. 973).

Por tal motivo vemos a escolares como Cayetano o Cisneros, junto con la mayoría de Padres de la iglesia, que vivieron después de este concilio rechazar a los apócrifos como inspirados, en obras que fueron dedicadas a papas y aprobadas por los papas, como el caso de Leon X ¿No forma el papa parte del magisterio?

Asi que las aprobaciones por esos concilios eran vistas como generales y no especificas, por tal razón casi todo mundo dentro de la iglesia o el magisterio rechazaban la inspiración de los apócrifos y vemos afirmaciones como esta, que el catolico simplemente ignora:

H.J. Schroeder O.P. traductor al ingles de los decretos del concilio de Trento: “El decreto o lista Tridentina fue la primera declaración promulgada infaliblemente respecto al canon de las Sagradas Escrituras” (The Canons and Decrees of the Council of Trent (Rockford: Tan, 1978), Fourth Session, p. 17, Footnote #4).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...