miércoles, 24 de junio de 2009

¿En la tumba o en cielo?

Hace tiempo me encontré con una interpretación interesante que se hace de un pasaje sobre la resurrección del cuerpo y como se tuercen las Escrituras para probar ciertos sistemas de doctrina, en este caso es el de la aniquilación del alma, este es que cuando uno muere, deja de existir, hasta que Dios lo resucita para ser juzgado.

Veamos estos comentarios:

La Biblia dice:

" No os maravilleís de esto; porque vendrá hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;

Y los que hicieron bién, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron mal, a resurrección de condenación."

S. Juan 5:28-29

¿ Donde están los que escuchan la voz de Dios ?

R : En los sepulcros no en el cielo.

La respuesta a la pregunta es que según la Biblia no hay personas en el cielo, sino están en los sepulcros.

Sin embargo el texto es mal aplicado como se muestra a continuación:

“La exposición literalista del texto de Juan conduciría a la conclusión de que los no sepultados no ha de ser levantados. Si se quisiera emplear de un modo rígido la frase “todos los que están en los sepulcros” seria una correcta inferencia que todos los que duermen bajo las alas del océano, los que fueron devorados por fieras salvajes, los que fueron quemados en la hoguera, al no estar “en los sepulcros” no oirían “su voz; y… saldrán”. Es indudable que la expresión significa simplemente, “todos los muertos”. Haley-Escuain, Diccionario de dificultades y aparentes contradicciones bíblicas (Editorial Clie 1988), pag. 241.

Pero esta interpretación común entre personas relacionadas con grupos como los Adventistas o Testigos de Jehová no solo es absurda, sino que no encaja con el contexto general de las Escrituras, donde se ensena que los santos que mueren van directamente a la presencia del Señor.

Aquí hay una lista de textos que confirman esto:

“Pero cobramos animo, y preferimos estar ausentes del cuerpo, y habitar en la presencia de Dios” (2 Co. 5:8).

“Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc. 23:43).

“Para mi el vivir es Cristo, y el morir es ganancia” (Fil. 1:21).

“Porque de ambos lados me siento apremiado, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor” (Fil. 1:23).

“La senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta llegar a pleno día” (Pr. 4:18).

1 comentario:

  1. Buen artículo. He leido algunas cosas y me han parecido bien. Te felicito y exhorto a que sigas con este ministerio. Bendiciones en Cristo.

    Mi BLog: http://apologetic-ministries.blogspot.com/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...