domingo, 14 de junio de 2009

2 Macabeos 12:38-45 (UPDATED)

2 Macabeos 12:38-45 (UPDATED)

Hace tiempo escribí aquí que este pasaje que se utiliza como prueba del purgatorio fallaba entre varias cosas en que los soldados que supuestamente van al purgatorio mueren en pecado mortal de idolatría, por lo tanto es contradictorio a lo que la iglesia de Roma busca en el.

Sin embargo ha habido algunas respuestas diciendo que los soldados no murieron en idolatría, sino como castigo por tomar cosas que no deberían de haber tomando, o algo así en pecado venial.

Voy a probar 3 cosas de este pasaje:

1. El sacrificio que hizo Judas Macabeo no fue conforme a la voluntad de Dios.

2. Judas Macabeo no pensó en un purgatorio, sino en la resurrección de los muertos.

3. Los soldados murieron en idolatría.

1.

La acción que realizo Judas Macabeo no era una practica aceptada por las Escrituras, no hay ni un solo pasaje en el AT que de apoyo a su acto.

“El Antiguo Testamento contiene de manera meticulosa y extensa las instrucciones para los judíos de la manera y naturaleza de los sacrificios que Dios les demandaba, pero en ningún lugar Dios ordena que se tenga que realizar sacrificio y oraciones por los muertos. Ni fueron avaladas por la costumbre judía o la Ley. Lo que es evidente de este relato es que Judas no estaba haciendo la voluntad de Dios ofreciendo sacrificios y oraciones por los soldados muertos” William Webster, The Church of Rome at the Bar of the History, (Banner of the truth: 2003) pag. 112.

Si los católicos son sinceros con ellos mismos habrán de darse cuenta que no siguen la voluntad de Dios, sino un acto que realizo Judas Macabeo sin ningún sustento, solo se basan en la autoridad de Judas.

Pero hay algo que me intriga y es que se me presento la explicación de un tal Alberto Colugna y este engaña bobos, cita a Levítico 4:13-21, el sacrificio expiatorio para el pecado de la comunidad, y algún despistado creerá que el sacrificio por los muertos tiene base bíblica, pero si usted tiene el tiempo, lea el pasaje completo o mejor lea todo el libro entero y no encontrara ningún mandato para orar o hacer sacrificios por los muertos.

Además de que estudios serios e imparciales muestran que esta practica era extraña a la costumbre judía de la época:

“En el tiempo de Judas Macabeo, cerca del 170 A.D., un periodo sorprendentemente innovador, la oración por los muertos no era practicada, pero esta un siglo después fue practicada por algunos judíos” Jacques Le Goff's The Birth of Purgatory [Chicago: University of Chicago Press, 1981] pag. 45

2.

James Swan hace un análisis interesante de la defensa que realiza un escolar católico de altura en el libro “Four Views On Hell (Grand Rapids, Zondervan, 1996)” o “Cuatro puntos de vista sobre el infierno”.

Zachary J. Hayes dice al respecto del pasaje de Macabeos:

“Ya que el texto parece estar mas concentrado con ayudar a los soldados caídos para participar en la resurrección de los muertos, no es una declaración directa de la tardía doctrina del purgatorio” pag. 105.

Esto se ve claramente en los versículos 43 y 44:

43 Y después de haber recolectado entre sus hombres unas dos mil dracmas, las envió a Jerusalén para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Él realizó este hermoso y noble gesto con el pensamiento puesto en la resurrección, 44 porque si no hubiera esperado que los caídos en la batalla iban a resucitar, habría sido inútil y superfluo orar por los difuntos.

En este pasaje no se habla de un estado intermedio entre el cielo o infierno, sino sobre la resurrección de los muertos, si revisamos el catecismo 1030 al 1032 no dice absolutamente nada sobre la resurrección.

En pocas palabras el pasaje no dice nada sobre oraciones para que las almas salgan del purgatorio.

3.

La muerte de los soldados por el uso de amuletos de los ídolos de Iamnia esta de manera clara en el pasaje de macabeos que dice:

12:40 Entonces encontraron debajo de las túnicas de cada uno de los muertos objetos consagrados a los ídolos de Iamnia, que la Ley prohíbe tener a los judíos. Así se puso en evidencia para todos que esa era la causa por la que habían caído.
12:41 Todos bendijeron el proceder del Señor, el justo Juez, que pone de manifiesto las cosas ocultas,

Si leemos todo el capitulo entero vemos que al inicio de este después de haber atacado Jope, se ataca a Iamnia, de donde es probable que hayan tomado estos amuletos, ver Mac. 12:9, después de estos hechos siguen muchas otras batallas como la victoria contra los árabes, la destrucción de Caspin, la derrota de Timoteo entre otras campanas bélicas.

Lo interesante es que no fue hasta después de la batalla contra Gorgias que se descubre que los soldados muertos tenían esos amuletos de los ídolos debajo de sus túnicas, hecho que derrumba la teoría de que solo habían hurtado por su valor “económico” y no por cuestiones religiosas.

Ellos llevaban debajo de sus túnicas en la batalla estos amuletos, como lo hacían los paganos al llevar a sus dioses a las batallas para que les dieran suerte, si no fuera esto ¿Por qué simplemente no los dejaron escondidos en sus tiendas? o ¿No los vendieron o cambiaron por algo en las ciudades que visitaron antes como es la teoría de Colugna?

El acto idolátrico de estos soldados era algo normal en el mundo antiguo, en 2 Samuel 5:21 vemos que al derrotar a los filisteos y estos huir, ellos dejan sus ídolos en el campo de batalla, los cuales de paso destruyo David siguiendo la Ley (Deut. 7:5, Deut. 7:25), también en Numeros 33:52, vemos que se les mandaba destruir los ídolos de los lugares que conquistaran porque estos eran abominación a Dios, además que con esto se evitaban actos de idolatría como el de los soldados de Judas.

Conclusión

El escolar católico Zachary J. Hayes, (un importante teólogo franciscano y escolar buenaventura, OFM, de la provincia del sagrado corazón, es un profesor retirado de teología sistematica de la Catholic Theological Union, Chicago) dice respecto al purgatorio y las Escrituras:

“Asi, exegetas y teólogos católicos romanos en el presente se inclinarían a decir que aunque no hay evidencia clara en la Escritura para la doctrina tardia del purgatorio, ni hay algo que sea claramente contrario a la doctrina. En esto ellos difieren de los teólogos protestantes quienes sostienen no solo que la doctrina del purgatorio no tiene base escritural pero eso sino que, es contraria a la enseñanza clara de las Escrituras” Four Views On Hell (Grand Rapids, Zondervan, 1996), p.107

“¿Hay base en las Escrituras para la doctrina del purgatorio o no las hay? Si nosotros buscamos por declaraciones claras y no ambiguas de la doctrina, buscaremos en vano…. Debemos mejor preguntar si algo en la Escritura inicio el desarrollo eventual hacia la doctrina del purgatorio” (pag. 104)

Esto de nuevo muestra el increíble abismo que existe entre los escolares católicos y los apologistas, la integridad.

James Swan dice que la defensa de Hayes descanse mayormente en la teoría del desarrollo y tradición.

Para más información visitar los siguientes links:

http://beggarsallreformation.blogspot.com/2009/02/defending-purgatory-with-all-your-cards.html

http://www.aomin.org/aoblog/index.php?itemid=3167

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...