viernes, 9 de enero de 2009

Las Escrituras identifican a Jesús con Yahveh.

Feliz inicio de fin de semana, espero que empiecen este Viernes bien y lleno de bendiciones, en el blog he escrito sobre la divinidad de Cristo de acuerdo con las Escrituras desde diferentes angulos, espero que sean de ayuda, para cuando tengan que dar alguna respuesta a grupos sectarios que la rechazan.
El nombre por excelencia por el cual el Dios trino se presenta a Israel es Yahveh, “Yo soy el que soy” es como se revela Dios, es el nombre por excelencia de lo que es la deidad.

“Dios explica a Moisés el significado de su nombre personal “Yo soy el que soy” (Ex. 3:14).
Se asocia a Yahveh con el verbo hebreo hayah que quiere decir “ser”, “existir”. Algunos interpretes consideran que la frase explicativa refuerza el significado del vocablo Yahveh y adquiere mayor intensidad, de manera que yo soy el que soy equivale a Yo soy el que existe realmente y por si mismo, no como los falsos dioses que no son ni pueden” Teologia Evangelica, Tomo II, Pablo Hoff, pag. 34.

Este nombre significa existencia propia, no ser creado, por lo tanto ser eterno y Dios.

De ahí que teólogos como Bavinck, Berkhof y otros digan que es el nombre único de la deidad y que muestra toda su revelación.

En el Evangelio de Juan, cuando Jesús disputaba con los judíos utiliza un excelente argumento para diferenciar su naturaleza eterna e increada, con la naturaleza creada y mortal de Abraham:

58Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. 59Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue. Juan 8:58 RVR.

Es interesante ver que Jesús empieza su frase diciendo: ”De cierto, de cierto” o como dice la NVI: “Ciertamente”, para hacerles ver que les dice una gran verdad, y es que el es eterno e increado, después vemos que los Judíos la ver esto que ellos consideraron una blasfemia, ¡Que un hombre se haga Dios! Tomaron piedras para matar a Jesús, pero el Señor jamás les dijo:
“Esperen están mal, me entendieron mal” sino que el dejo que sus palabras cobraran efecto, porque en realidad el es “ego eimi” que es lo que la LXX traduce como: “Yo soy el que soy” en Éxodo, y que Jesús lo dice a si mismo en Juan.

“La LXX nos provee con mas información sobre la identidad de Cristo como Yahveh. La LXX es la traducción griega del Antiguo Testamento que data antes del nacimiento de Cristo. Ella traduce la frase Hebrea de “Yo soy” en Éxodo 3:14 como ego eimi. En algunas ocasiones en el griego del Nuevo Testamento, Jesús utilizo el mismo termino para identificarse a si mismo con Dios” Answering the objections of Atheists, Agnostics and Skeptics, Ron Rhodes, pag. 186.

Una de las ocasiones en que Jesús afirma ser ego eimi es esta:
“24Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” Juan 8:24 RVR.

Ahora no solo es Cristo quien dice que el es Yahveh, sino que vemos esto en las profecías de Isaías:

3Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová(Yahveh); enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios(Elohim). 4Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Isaías 40:3

El evangelio de de Marcos nos dice que esta profecía fue cumplida en el ministerio de Juan el Bautista, preparando el camino a Jesús. Marcos 1:2-4.

Ahora el argumento irrefutable de que Jesús comparte el nombre de Yahveh, el nombre del Dios trino, junto con el Padre y Espíritu Santo, lo vemos en Isaías:

”5Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan” Isaías 42:5 RVR.

Según Isaías fue Yahveh quien es el creador, sin embargo con una revelación más amplia vemos que fue la segunda persona de la trinidad que llevo acabo dichos actos creativos:

“16Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten” Colosenses 1:16-17.
“3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” Juan 1:3.

4 comentarios:

  1. Isa 9:6 Porque un niño nos ha nacido,
    hijo nos ha sido dado,
    y el principado sobre su hombro.
    Se llamará su nombre
    Admirable consejero, "DIOS" fuerte,
    "PADRE" eterno,Príncipe de paz.

    otra prueba mas de la Deidad de Cristo

    ResponderEliminar
  2. Isa 9:6 Porque un niño nos ha nacido,
    hijo nos ha sido dado,[10]
    y el principado sobre su hombro.[11]
    Se llamará su nombre
    "Admirable consejero", "Dios fuerte",
    "Padre eterno", "Príncipe de paz".

    ResponderEliminar
  3. (Juan 8: 54).. Si yo me glorifico a mi mismo, mi gloria no es nada. Es mi padre quien me glorifica, el que ustedes dicen que es su Dios"

    El dios de los judios era- yahveh-
    aqui claramente jesus niega ser ese dios y eso es palabra del mismo jesus
    no necesito comparar textos de aqui con los de alla , es una declaracion directa.

    ResponderEliminar
  4. Sabemos como Cristianos que los israelitas jamas se inclinarían frente a un monumento y menos a un semejante a ellos para adorarlo es mas a un uno de los motivos por lo cual crucificaron al Señor Jesucristo fue por hacerse igual Dios como explicaría los que niegan la deidad de Cristo Juan capitulo 20 versículo 24 al 29 hay un dicipulo de Jesús judío que no se inclinaría ante nada para darle adoración pero vemos como hace un reconocimiento a la deidad de Cristo ¿ como explicaría esto los que niegan la deidad de Cristo?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...