viernes, 22 de enero de 2010

Serie de refutaciones a las doctrinas adventistas.

¿Las dos Leyes? (Parte II)

Cuando los adventistas se enfrentan a la argumentación de la Parte I dicen que lo que se abrogo fue la Ley Ceremonial dada por Moisés, pero que la ley Moral dada por Dios en el decálogo, los 10 mandamientos, no fue abrogada jamás, sino que permanece y los cristianos estamos bajo ella.

Sin embargo esto es anti-bíblico hacer una diferencia entre: “La Ley de Moisés Vs Ley de Dios” o “Ley Ceremonial Vs El Decálogo”.

Ya vimos que el antiguo pacto incluía la ley en su triple aspecto – ceremonial, civil y moral, pero consideremos el error adventista de dividirlas en dos.

En primer lugar no es conforme las Escrituras decir que los diez mandamientos son de Dios y la ley ceremonial de Moisés porque:

No hay más que un solo legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir. Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?” Santiago 4:12

Viendo que solo hay un legislador, concluimos que la teoría de las “dos leyes” fue inventada para salvar el sábado.

La Biblia enseña que hay solo una ley que consta de diversas leyes, ceremoniales, civiles y morales. Dios es el legislador que la dio por conducto de Moisés, por lo tanto los términos “Ley de Dios” y “Ley de Moisés” son intercambiables, y no son como los adventistas quieren hacernos creer.

LEY DE MOISES = LEY DE DIOS

Aquí vemos la ley ceremonial como la “Ley de Dios”

“para que sobre el altar ofrecieran constantemente los *holocaustos al Señor, en la mañana y en la tarde, tal como está escrito en la *ley que el Señor le dio a Israel.” 1 Cronicas 16:40

“Así mismo, cuando se cumplió el tiempo en que, según la ley de Moisés, ellos debían *purificarse, José y María llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Así cumplieron con lo que en la ley del Señor está escrito: «Todo varón primogénito será consagrado[a] al Señor».” Lucas 2:22-23

“El rey destinó parte de sus bienes para los holocaustos matutinos y vespertinos, y para los holocaustos de los *sábados, de luna nueva y de las fiestas solemnes, como está escrito en la *ley del Señor.” 2 Cronicas 31:3

Estos pasajes muestran la Ley Moral como de Moisés

“Cualquiera que rechazaba la ley de Moisés moría irremediablemente por el testimonio de dos o tres testigos.” Hebreos 10:28

“Por ejemplo, Moisés dijo: "Honra a tu padre y a tu madre" ,[a] y: "El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte" Marcos 7:10

“¿No les ha dado Moisés la ley a ustedes? Sin embargo, ninguno de ustedes la cumple. ¿Por qué tratan entonces de matarme?” Juan 7:19

La Biblia no hace distinción de leyes como lo hacen los adventistas.

El problema se da porque de manera arbitraria ellos cuando ven “Ley” en el NT, le dan un significado completamente estrecho, como los 10 mandamientos, sin embargo el significado de este término es mucho más extenso y cuando ven la ley en un significado negativo dicen que es la ceremonial.

En Mateo 22:37-38 se cita la ley en Deut. 6:5, en Lucas 2:23 se cita la Ley en Ex. 13:2-12, en Galatas 4:21-22, Pablo cita la ley en Genesis. El rito de purificación en Hechos 21:24 se halla en Numeros 6:18.

Otro error fatal para los adventistas es que lo que ellos llaman ley ceremonial, contiene gran número de preceptos morales, incluyendo el mismo decálogo.

Ahora veamos un pasaje que arruina la teoría adventista de las dos leyes:

—Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?
—"Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente" [
a] —le respondió Jesús—. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: "Ama a tu prójimo como a ti mismo." [b] De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas. Mateo 22:36-40

Podemos argumentar a partir de este pasaje que:

1. Los 2 mandamientos estuvieron en la Ley.

2. Ninguno de ellos está en el decálogo.

3. Ambos se encuentran en lo que los adventistas llaman ley ceremonial.

4. Estos son los preceptos más importantes.

5. De ellos dependen toda la Ley.

Por lo tanto esto muestra que el decálogo no es superior a los demás preceptos que dio Dios como las leyes ceremoniales y que si la ley ceremonial fue abrogada también afecta al decálogo porque de estos dos depende TODA LA LEY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...