domingo, 10 de enero de 2010

El sábado por causa del Hombre.

“El Sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado, añadió. Así que el hijo del hombre es Señor incluso del sábado” Marcos 2:27-28

El uso sabatista de este texto es directamente contrario a su significado sencillo. Jesús no estaba dando una historia del origen del sábado; ni defendiendo la santidad de él contra el sacrilegio; ni mostrando que fue hecho para toda la raza. Ni siquiera tal pensamiento es el objeto de sus observaciones. No está proclamando el sábado judaico como su día, como el día consagrado para sí. No dice que como Dios, el criador, es el Señor del sábado; sino como el Hijo del hombre, el representante del hombre, es el señor del sábado.

Nótese sus premisas y sus conclusiones: el sábado fue hecho por causa del hombre, no el hombre por causa del sábado; en consecuencia el Hijo del hombre es Señor aun del sábado. Dice que como el sábado fue hecho para el hombre y no el hombre para el sábado; luego el, un hijo del hombre, fue su Señor. ¿Por qué fue Jesús Señor del sábado? ¿Por qué es Dios y lo había hecho? De ningún modo; sino porque es el Hijo del hombre, hombre para quien el sábado fue hecho. Es como hombre que proclama ser su Señor. Y dijo esto para defender a sus discípulos contra el cargo de quebrantar el sábado. ¿Cómo lo aplicaría? Porque el sábado fue hecho para ellos, luego les fue su siervo. Ellos fueron superiores al sábado. Nótense los casos que uso para ilustrar su declaración. Mat. 12:3-12.

1. David fue al sacerdote y comió pan santo, lo que la ley prohibía hacer a todos excepto a los sacerdotes. Sus necesidades eran superiores a ese precepto ceremonial.

2. “Los sacerdotes en el templo profanaban el sábado y son sin culpa.” V. 5. El ganado era muerto por ellos durante el sábado. Su servicio era superior al sábado.

3. Si un cordero caía en un pozo, trabajarían con afán hasta sacarlo. La preservación de un animal era superior al sábado. Luego la observancia estricta de la letra de la ley del sábado no es cuestión de la mayor importancia. Esta es la lección que ensena aquí Cristo, el Señor del sábado. Esto condena completamente la rígida interpretación de los sabatistas, quienes hacen al sábado mas importantes que al hombre mismo para quien fue hecho.

4. El sábado fue hecho para el hombre; luego las necesidades del hombre están sobre la ley del sábado. Entonces este texto, cuando se lee claramente, no ofrece ningún apoyo a la santidad del sábado judío bajo el evangelio.

D.M. Canright, El Adventismo del Séptimo Día, (CBP 1981) P. 56-7.

Todo el contexto del pasaje no habla que el sábado se tiene que guardar por la humanidad, sino que este es siervo del hombre, del hombre que lo guarde, y en el contexto ese hombre, es EL HOMBRE JUDIO.

Los Adventistas dicen que el sábado se guardaba por todos los hombres de Dios, desde antes de Israel, y que esta pasaje prueba que el sábado tiene que ser guardado por la humanidad.

Esto es falso, no solo por el mal uso del pasaje y contexto como lo vimos arriba, sino por las siguientes razones:

1. El Sábado solo fue notificado a Israel cuando estaban en el Desierto:

"Y sobre el monte Sinai descendistes, y hablastes con ellos desde el cielo, y disteles juicios rectos, leyes verdaderas y estastutuso y mandamientos buenos: Y notificasteles el sabado tuyo" Nehemias 9:13-14.

El pasaje dice que solo fue notificado a Israel, de hecho la primera vez que vemos en la Biblia que se tiene que guardar el sábado por los hombres es al pueblo de Israel. Si el este día era guardado desde antes y conocido por ellos ¿Por qué el Señor tuvo que notificárselos?

2. Solo fue un pacto con ellos, por lo tanto elimina que lo hayan guardado otras personas antes:

"Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb.

No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos." Deut. 5:2-3

SINO CON NOSOTROS TODOS LOS QUE ESTAMOS AQUÍ HOY” ¿Estaba ahí Abraham? ¡CLARO QUE NO!

3. Además otros pasajes rechazan la idea que desde la creación Dios mando que se guardase el Sábado:

"Saquelos pues d ela tierra de Egipto, y trajelos al desierto; Y diles mis ordenanzas, y declarareis mis derechos, los cuales el hombre que los hiciere, vivira en ellos. Y diles tambien mis sabados, que fuesen por senal entre mi y ellos, para que supiesen que yo soy jehova que los santifico" Ez. 20:10-12.

¿Cuando les dio el sábado? ¡Cuando los saco de la esclavitud! ¿Dónde? ¡En el desierto en el monte Sinaí! ¿Para qué?
¡Para que fuese UNA Señal ENTRE DIOS Y ELLOS!

4. En Génesis no ahí ningún mandato de guardar el sábado y no vemos información que diga que Dios siguió guardando los sábados.

Génesis no ordena que se guarde el sábado.

Ya que Dios, solo descanso un sábado y no ah vuelto a descansar otro:

“Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es dia de reposo… y jesus respondió: MI PADRE HASTA AHORA TRABAJA, Y YO TRABAJO” Juan 5:10-17.

Así que según Jesús, Dios no guarda el sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...