lunes, 4 de enero de 2010

La Fe que salva

La salvación es por gracia de Dios a través de la SOLA de fe del hombre, en otras palabras, no merecemos ser salvados, por lo tanto es por gracia que recibimos tal regalo, pero para recibirlo solo necesitamos FE.

Esto es un dolor de cabeza para muchos grupos religiosos que se apoyan también en las obras, ya que a través de sus sistemas religiosos pueden mantener cautivos a sus feligreses buscando siempre la salvación.

Sin embargo quiero hacer claro que lo que el Protestantismo no enseña sobre la fe que esta es un solo asentimiento intelectual sobre las doctrinas o que podamos vivir una vida sin santidad y sin mostrar los frutos que produce la salvación.

¿Cuál es entonces la Fe que salva?

Frecuentemente los críticos de la justificación por la sola fe, citan el pasaje de Santiago 2:19 que dice: “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen y tiemblan”

Sin embargo como dije anteriormente la FE no es solo un asentimiento intelectual de una verdad, sino es mucho más que eso. La fe que salva es la que pone su confianza en Cristo, la que clama a él y se rinde a su soberanía sabiendo que somos pecadores y que fuera de Él nada podemos hacer.

Al igual que John H. Gernster no creo que haya un mejor pasaje donde se defina la fe que salva como este:

“Mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia” Romanos 4:5

“Tomen nota de en cuantas maneras diferentes (7) la Escritura enseña la justificación por la sola fe en un pasaje:

1.-El justificado no obra.

2.- El justificado confia.

3.- El justificado confía no en sí mismo, sino en otro: “Dios”

4.-El justificado se confiesa a sí mismo como impío.

5.- El justificado no tiene fe en su fe

6.- El justificado ve su fe solo contada o acreditada a El.

7.- El justificado ve que su fe es contada como justicia.”

Justification by Faith Alone: Affirming the Doctrine By Which the Church and the Individual Stands of Falls, chapter 4 “Justification by faith alone”, Jonh H. Gernster, Soli Deo Gloria Publications.

Entonces vemos que equiparar la fe que salva con la de los demonios, cosa que hacen frecuentemente los católicos, esta errada y es por falta de comprensión de las Escrituras.

Hay dos ejemplos, de los muchos que podría mostrar, en como la Biblia muestra la justificación por la fe sola de algunos personajes.

9 A algunos que, confiando en sí mismos, se creían justos y que despreciaban a los demás, Jesús les contó esta parábola:10 «Dos hombres subieron al *templo a orar; uno era *fariseo, y el otro, *recaudador de impuestos.11 El fariseo se puso a orar consigo mismo: "Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres —ladrones, malhechores, adúlteros— ni mucho menos como ese recaudador de impuestos.12 Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo." 13 En cambio, el recaudador de impuestos, que se había quedado a cierta distancia, ni siquiera se atrevía a alzar la vista al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: "¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!"
14 »Les digo que éste, y no aquél, volvió a su casa *justificado ante Dios. Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.» Lucas 18:9-14.

En esta parábola que cuenta Jesús dos hombres van a Dios a orar, se presentan a El cómo se presentan a un Juez, al final el Señor da su veredicto, uno volvió a su casa justificado y el otro no.

El hecho interesante es que el recaudador de impuestos confiesa que él es pecador, de hecho sus contemporáneos lo consideraban de lo mas pecador por ser un traidor que cobraba impuestos para el imperio romano, y el fariseo que trata de vivir la mejor vida posible, no era injusto, no era ladrón, adultero, etc., de hecho estas personas eran consideradas por sus contemporáneos como excelente guardadores de la Ley de Dios. El fariseo no volvió a su casa justificado.

¿Por qué no fue justificado el Fariseo?

Por las siguientes razones:

1.- Los niveles de la Ley de Dios son absolutos.

2.-La Ley de Dios es un todo.

3.- Por lo tanto la Ley de Dios nos condena a todos.

La Biblia dice:

20 Por tanto, nadie será *justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley; más bien, mediante la ley cobramos conciencia del pecado. Romanos 3:20

El publicano quedo cortó aun con todos sus esfuerzos por cumplir la Ley de Dios, como lo quedan todos los humanos.

¿Por qué el recaudador de impuestos fue justificado?

La Biblia dice:

23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,24 pero por su gracia son *justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.a]">[a]25 Dios lo ofreció como un sacrificio de *expiaciónb]">[b] que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados;26 pero en el tiempo presente ha ofrecido a Jesucristo para manifestar su justicia. De este modo Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús. Romanos 3:23-26.

“El publicano si (recaudador), y por eso, cuando estaba ante Dios, se golpeaba el pecho y confesaba su pecado, se condenaba a si mismo y reconocía que merecía sufrir el castigo por haber quebrantado la Ley de Dios. Entonces, por fe, se arrojo sobre la misericordia de Dios diciendo: Dios, se propicio a mí, pecador. Allí y entonces Dios le justifico, es decir, le declaro justo ante El, libre de castigo por el pecado, justificado de una vez por todas” Gooding y Lennox, Conceptos Biblicos Fundamentales, Clie (2001), pg. 53.

Otro ejemplo es el del ladrón en la Cruz:

39 Uno de los criminales allí colgados empezó a insultarlo:

—¿No eres tú el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros!
40 Pero el otro criminal lo reprendió:

—¿Ni siquiera temor de Dios tienes, aunque sufres la misma condena?41 En nuestro caso, el castigo es justo, pues sufrimos lo que merecen nuestros delitos; éste, en cambio, no ha hecho nada malo.
42 Luego dijo:

—Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.
43 —Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso —le contestó Jesús. Lucas 23:39-43

Este ladrón fue salvo solo por fe, aquí el pasaje naturalmente se entiende que la justificación fue por la sola fe, los que tienes problemas son los que le añaden a la salvación obras o sacramentos.


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. LAS OBRAS POR AMOR A LAS ALMAS EN LA MADUREZ DE LA FE DEL CRISTIANO:

    Colosenses 1:24-29

    Ahora me alegro de mis sufrimientos por vosotros, y en mi carne, completando lo que falta de las aflicciones de Cristo, hago mi parte por su cuerpo, que es la iglesia, de la cual fui hecho ministro conforme a la administración de Dios que me fue dada para beneficio vuestro, a fin de llevar a cabo la predicación de la palabra de Dios, es decir, el misterio que ha estado oculto desde los siglos y generaciones pasadas, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles, que es Cristo en vosotros, la esperanza de la gloria. A El nosotros proclamamos, amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo. Y con este fin también trabajo, esforzándome según su poder que obra poderosamente en mí.

    CITAS EVANGELICAS A REFLEXINAR:

    1.La higuera que no dio frutos (Lucas 13:1-9)
    2.La lámpara que debe alumbrar (Lucas 8:16-18)
    3.El buen samaritano (Lucas 10:25-37)
    4.Renunciar a las riquezas para poder entrar al Cielo (Mateo 19:16 ss.; Marcos 10:17 ss)
    5.Permanecer fiel (la parábola de las diez jóvenes (Mateo 25:1-13)
    6.No quitarles la fe a los pequeños, y alejarse de la tentación (Marcos 9:42-48)

    EN ESPECIAL ESTA:
    Santiago 2.18-26:
    18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces: también los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21 ¿No fué justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció á su hijo Isaac sobre el altar? 22 ¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fué perfecta por las obras? 23 Y fué cumplida la Escritura que dice: Abraham creyó á Dios, y le fué imputado á justicia, y fué llamado amigo de Dios. 24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25 Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fué justificada por obras, cuando recibió los mensajeros, y los echó fuera por otro camino? 26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras es muerta.


    EN RESUMEN:

    Las obras ofrecidas no son para «perfeccionarnos». Jesús no vino a morir por Él, para «perfeccionarse». Y nosotros hacemos las cosas que nos cuestan por el amor a los demás, para salvarlos.–Dame fuerza, Señor, para cumplir la voluntad tuya aunque tenga que sufrir.

    MADURANDO LA FE:

    1 Corintios 13.1-13:

    1 Si hablo las lenguasa de los hombres, y aun las de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que retiñe. 2 Y si tengo el don de profecía, y entiendo los designios secretos de Dios, y sé todas las cosas; y si tengo la fe necesaria para mover montañas,b pero no tengo amor, no soy nada. 3 Y si reparto entre los pobres cuanto poseo, y aun si entrego mi cuerpo para tener de qué enorgullecerme,c pero no tengo amor, de nada me sirve.
    4 Tener amor es saber soportar, ser bondadoso; es no tener envidia,d no ser presumido, orgulloso, 5 grosero o egoísta;e es no enojarse ni guardar rencor; 6 es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. 7 Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, soportarlo todo.
    8 El amor nunca dejará de ser. Un día cesarán las profecías, y no se hablará más en lenguas ni será necesaria la ciencia. 9 Porque la ciencia y la profecía son imperfectas 10 y tocarán a su fin cuando venga lo que es perfecto.
    11 Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero al hacerme hombre dejé atrás lo que era propio de un niño. 12 Ahora vemos de manera borrosa, como en un espejo; pero un día lo veremos todo como es en realidad.f Mi conocimiento es ahora imperfecto, pero un día lo conoceré todo del mismo modo que Dios me conoce a mí. 13 Hay tres cosas que permanecen: la fe, la esperanza y el amor;g pero la más importante es el amor

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...