jueves, 7 de enero de 2010

Diseño Vs El mal


Debatiendo contra ateos o escépticos es normal escuchar el argumento de que el mal que existe en el mundo o la “imperfección” son una evidencia irrefutable contra la existencia de un Dios todo poderoso y amoroso.

Se dice que el comportamiento cruel de los organismos o falta de diseños óptimos muestran que en realidad no existe tal cosa como un diseñador sino que todo es fruto del azar.

Sin embargo este argumento no es científico, es teológico o filosófico, por lo tanto es irrelevante para saber si algo es diseñado o no.

Por ejemplo se dice que el comportamiento cruel de los animales es incompatible con un diseñador moral, pero el problema queda resuelto siguiendo el ejemplo de William L. Craig, en la foto de arriba vemos una maquina de tortura medieval, esta horrenda maquina por ser mala e “inmoral” no podemos concluir que no fue diseñada. Como dice Craig: “La inferencia de diseño no tiene absolutamente nada que ver con las cualidades morales del diseñador”.

En ocasiones se apela a un “mal” diseño en organismos, pero de nuevo esto es irrelevante, porque hay una diferencia grande entre diseño optimo y perfecto, una persona puede ver una computadora y decir, ah mal diseño no tiene suficiente disco duro o memoria RAM, sin embargo el fabricante dirá esta es optima para las necesidades que va a satisfacer.

Estas objeciones están el área de la teología, y ya desde hace milenios ah habido buenas respuestas para ellas, de hecho los que apoyamos el (DI) diseño inteligente, desde una perspectiva judeo-cristiana, creemos que al final de los tiempos todo será restaurado.

Conclusión

William L. Craig dice: “La inferencia del diseño no dice nada acerca de que el diseñador es todo poderoso y bueno”, en otras palabras la inferencia es un método científico, de hecho ya hay ciencias que se dedican a buscar diseño, como la arqueología o SETI que buscan diseño entre objetos no diseñados, así que no podemos levantar objeciones de orden teológico a un aspecto científico.

El diseño se debe de evaluar a través de la contingencia, complejidad y especificación de la información, cuando la primera no pueda ser explicada por la necesidad y las dos últimas por el azar.

Aquí hay unas ligas donde se trata este tema de manera más profunda y científica:

http://www.uncommondescent.com/faq/

http://www.reasonablefaith.org/site/News2?page=NewsArticle&id=7645

Este video narrado por Stephen Meyer, uno de los proponentes del (DI) más importantes es muy bueno respecto a algunas tareas que se realizan dentro de las células.

2 comentarios:

  1. PRIMERO QUE NADA, ME GUSTA MUCHO EL BLOG EN GENERAL, ESTA MUY BIEN HECHO, FELICITACIONES...

    A PESAR DE NO ESTAR TOTALMENTE DEACUERDO EN TODOS TUS PUNTOS, CREO QUE ES UN TEMA DISCUTIBLE Y BASTANTE PROFUNDO...

    LEERE TUS PUBLICACIONES CON DETENIMIENTO, ME PARECEN SUMAMENTE INTRESANTES Y UN GRAN APORTE.

    SI LO DESEAS TE PUEDES DAR UNA VUELTA POR MI BLOG, TIENE UNA TEMATICA PARECIDA A LA TUYA AUNQUE MAS POLEMICA, ME GUSTARIA MUCHO QUE ME DES TU OPINION Y QUE DEBO HACER PARA MEJORARLO:

    http://ateismoparacristianos.blogspot.com


    GRACIAS DE ANTEMANO Y SIGUE HACIENDO CONTRIBUCIONES COMO LAS QUE NOS MUESTRAS ACA, DE VERDAD SON INTERESANTES.

    NOE

    ResponderEliminar
  2. En ocasiones se apela a un “mal” diseño en organismos, pero de nuevo esto es irrelevante, porque hay una diferencia grande entre diseño optimo y perfecto, una persona puede ver una computadora y decir, ah mal diseño no tiene suficiente disco duro o memoria RAM, sin embargo el fabricante dirá esta es optima para las necesidades que va a satisfacer.

    Sigo sin entender la diferencia entre óptimo y perfecto. Si la persona dice que la computadora no es perfecta por no tener suficiente de algo, debe estar diciendo eso en relación a algún objetivo en mente, ya que de otra manera la palabra suficiencia no tiene sentido. Es decir, los dos casos que propones las personas realizan una evaluación en relación a un objetivo ("necesidades que va a satisfacer"). ¿Por qué no es lo mismo?

    Estas objeciones están el área de la teología, y ya desde hace milenios ah habido buenas respuestas para ellas, de hecho los que apoyamos el (DI) diseño inteligente, desde una perspectiva judeo-cristiana, creemos que al final de los tiempos todo será restaurado.

    Si crees que algo será restaurado es porque piensas que algo ya está mal. Entonces ya piensas que hay problemas de diseño, aparentemente en contra de tu tesis principal.

    El diseño se debe de evaluar a través de la contingencia, complejidad y especificación de la información, cuando la primera no pueda ser explicada por la necesidad y las dos últimas por el azar.

    No comprendo qué quieres decir con contingencia en este caso (Dembski et al. usualmente plantean algo similar con "ley natural o física" en lugar de contingencia). Respecto a la especificación, esta depende de una concepción funcional del diseño (algo está especificado en relación a la función que debe cumplir), sin embargo el concepto de "función" es elusivo. Las funciones en los diseños humanos son descripciones de procesos en relación a un resultado deseado por el diseñador. Sin una referencia a priori a los objetivos del diseñador, no puedes reconocer funciones bajo la perspectiva tradicional del diseño.

    Como comentario general al post, cualquier evaluación de la idoneidad de un diseño es realizada en relación a los objetivos del diseño y a las limitaciones de construcción y operación. Si no conoces los objetivos espcíficos y las limitaciones a las que está sometido el diseñador*, evaluar la idoneidad o eficiencia de un diseño no tiene sentido.

    * Te dejo a ti la teología, pero por lo que entiendo "Dios" se asume que no está sometido a limitaciones, por lo cual las nociones de "idoneidad", "óptimo", "perfección" (en el sentido del diseño humano), y "eficiencia" no tienen sentido alguno en relación al diseño divino.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...