miércoles, 17 de diciembre de 2008

El Cardenal Cayetano, rechaza los apocrifos.

Cardenal Cajetano oponente de Lutero.

En este sentido, cerramos los comentarios sobre los libros históricos del Antiguo Testamento. Para el resto (es decir, Judith, Tobías, y los libros de Macabeos) se cuentan por San Jerónimo fuera de los libros canónicos, y se colocan entre la Apócrifa, junto con la Sabiduría y Ecclesiasticus, como es evidente a partir de la Prologus Galeatus. Tampoco se te inquieta, como un erudito bruto, si tú encontraras en cualquier lugar, ya sea en los sagrados Concilios o Doctores, que cuenten a estos libros como canónicos. Para las palabras así como de los Concilios de los doctores se reducirán a la corrección de Jeronimo. Ahora, de acuerdo a su juicio, en la epístola a los obispos Chromatius y Heliodorus, estos libros (y cualquier libro parecido en el canon de la Biblia) no son canónicos, es decir, no en la naturaleza de una norma para confirmar los asuntos de fe. Sin embargo, que puede ser llamado canónico, es decir, en la naturaleza de una norma para la edificación de los fieles, como se ha recibido y autorizado en el canon de la Biblia para ese fin. Mediante la ayuda de esta distinción tú puedes ver claramente tu camino a través de lo que Agustín dice, y lo que está escrito en el consejo provincial de Cartago.Cardinal Caietan (Jacob Thomas de Vio), Commentary on all the Authentic Historical Books of the Old Tesdtament, In ult. Cap., Esther. Taken from A Disputation on Holy Scripture by William Whitaker (Cambridge: University, 1849), p. 48. See also B.F. Westcott's A General Survey of the History of the Canon of the New Testament (Cambridge: MacMillan, 1889), p. 475
Es muy interesante lo que dijo respecto al canon el Cardenal Cayetano, celebre por su enfrentamiento contra Martín Lutero, y como la iglesia interpretaba lo ocurrido en Cartago e Hipona, veamos:

1.- Cayetano al igual que muchos padres de la iglesia y otras celebres personas afirman que Jeronimo rechazo los apócrifos y afirma EXPLICITAMENTE que no considero a esos libros como parte del canon del AT, cosa que desmiente a Asterix y José Miguel Arraiz.

2.- Dice claramente al lector que no se debería de sorprender de encontrar a esos libros reconocidos por algún concilio como canónicos, ya que estos deberían de ser reducidos a la corrección de Jerónimo.
Cayetano le da a Jerónimo la autoridad máxima sobre las cuestiones del canon.
A diferencia de los apologistas modernos de Roma, Cayetano no acepta que el Concilio de Hipona y Cartago hayan sido los que promulgaran el canon del AT.

3.- Dice que los libros no son autoritarios en cuestiones doctrinales, y los papistas los usan con esos motivos.

4.- Dice que estos libros son “canonicos” en otro sentido, en el de que pueden usarse para la edificación de la fe, se puede ver como esta idea también la desarrollo claramente Rufino (Padre de la iglesia) y Francisco Jiménez de Cisneros (Cardenal y autor de la Biblia complutense), la importancia que Cayetano le presta a estos libros no es la que le dan los apologistas de Roma y el Concilio de Trento.

5.- Cayetano dice que en base a esta distinción la iglesia en Cartago los acepto en la Biblia, pero no los acepto como parte del verdadero canon para cuestiones de Doctrina.

6.- Cabe mencionar que todos los comentarios del AT iban dedicados al papa, y este no critico a Cayetano por herejía sino que acepto sus escritos.

7.- El papa Leon X fue el que hizo que Lutero se entrevistara con el cardenal Cayetano, ya que el papa confiaba en la erudición de este Cardenal y su conocimiento de la fe Romana.

Estimado lector si a usted se le a ensenado que la iglesia se Roma siempre a aceptado los mismos libros en base a la tradición apostólica, permítame decirle que le han mentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...