viernes, 23 de abril de 2010

Respuestas a textos Bíblicos mal aplicados por Roma

Introducción

Hola a todos decidí escribir sobre la salvación por fe o la doctrina de la justificación por la fe, y poner en contexto todos los pasajes que presentan los católicos para desacreditar la doctrina Bíblica.

El tema estará dividió por sub-temas siguiendo un orden como el siguiente, Obras, Bautismo, etc..

Desarrollo

Siempre lo he dicho las Escrituras son claras al afirmar que somos salvos y justificados por la fe:

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios” Efesios 2:8

“En consecuencia, ya que hemos sido *justificados mediante la fe, tenemos[a] paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Romanos 5:1

Es una enseñanza ineludible con mucho peso en el Nuevo Testamento, como lo podrán ver en la sección de “Salvación por la fe”.

La mejor táctica que pueden utilizar las personas que rechazan esto es crear un caricatura sobre esta doctrina y afirmar que los Protestante sostenemos una doctrina completamente diferente a la que en realidad creemos.

A continuación voy a poner en contexto muchos pasajes citados por los católicos para afirmar que la justificación por fe es falsa, convenientemente los pasajes ya estaban divididos por temas.

Obras

El cristiano no es salvo o justificado ante Dios por sus obras, sino por la fe, Romanos 3:22,25,25,28; Hechos 16:31.

Según la Biblia las buenas obras que hayamos hecho o que hagamos no juegan ningún papel para que nosotros seamos salvos:

"El nos salvo, no por nuestras propias obras de justicia sino por su misericordia. Nos salvo mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo" Tito 3:5

La regeneración sigue después al perdón de nuestros pecados por parte de Dios:

“Antes de recibir esa circuncisión, ustedes estaban muertos en sus pecados. Sin embargo, Dios nos[a] dio vida en unión con Cristo, al perdonarnos todos los pecados” Colosenses 2:13

¿Y cómo obtenemos el perdón de nuestros pecados? Solo a través en la fe en Cristo, Hechos 10:43, 13:38, 26:18, Efesios 2:7, 4:32.

Por lo tanto somos salvos o justificados, por la fe, no por obras, de ahí que el verbo “salvos” y “justificados” se encuentra en tiempo pasado, indicando que fuimos salvos por la fe, sin necesidad de obras.

Una vez salvos por medio de la fe, Efesios 2:8, donde el verbo “salvos” esta en pasado, este efecto se llevo a cabo por medio de la fe, no de las obras, ahora que somos hijos de Dios, somos trasformados para hacer buenas obras Efesios 2:10.

Si notan primero es la fe, la salvación llega a través de ella, y después las obras, hay que obrar porque para eso somos salvos, las obras son una forma de demostrar la salvación que ya obtuvimos.

La Biblia dice:

“Al contrario, comenzando con los que estaban en Damasco, siguiendo con los que estaban en Jerusalén y en toda Judea, y luego con los gentiles, a todos les prediqué que se *arrepintieran y se convirtieran a Dios, y que demostraran su arrepentimiento con sus buenas obras.”

Hechos 26:20.

Ahora pasemos a analizar los pasajes citados por los católicos romanos:

“Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada persona según lo que haya hecho.” Mateo 16:27

La entrada al cielo dependerá de si uno está en Cristo, sin Cristo no hay salvación en ningún momento (Hch. 4:12, Jn. 3:16, 14;6; 1 Co. 3:11). La salvación es por gracia por medio de la fe (Efesios 2:8).

¿El pasaje indica que Jesús recompensara con vida eterna?, No. Dentro del carácter de Dios, que es justo, el juzgara de acuerdo a las obras de las personas, a los creyentes en el tribunal de Cristo para ver el grado de recompensa y a los incrédulos para su grado de castigo.

“Sin embargo, habrá grados de castigo y también grados de gloria. Notese la expresión “muchos azotes…azotado poco” (Lc. 12:47,48), y véanse también Dn. 12:3, 1 Co. 3:12-14.

El grado de gloria o de castigo dependerá de dos consideraciones:

A) ¿Qué cantidad de luz (conocimiento) ha recibido esta persona? (Ro. 2;12).

B) ¿Cómo ha usado la luz que ha recibido? (Lc. 12:47,48). ¿Ha sido fiel? En este caso, ¿En que medida?. Esto será evidente en sus obras. Estas obras mostraran si esa persona es o no es un genuino creyente de Cristo, y también hasta que punto ha usado o abusado de la luz que ha recibido (Ap. 20:13; y luego 1 Co. 3:12-14). Por eso el pasaje en consideración dice: “entonces dara cada uno según sus obras”.

William Hendriksen, Comentario del Evangelio según San Mateo (Libros Desafio 2003) p.692

Este pasaje no se refiere a la salvación del alma sino a la recompensa y retribución.

“Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres. Así tendrás riqueza en el cielo” (Mateo 19,21).

Aquí se olvidan del contexto, Jesús habla con un joven que afirma “guardar” todos los mandamientos, sin embargo aunque su afirmación fuera verdad, tenía un pecado que eran sus riquezas, las tenía como un ídolo, por lo tanto Jesús en el contexto de este pasaje dice, bueno tú dices que guardas todos los mandamientos, ahora vende tus riquezas para que seas perfecto, ese era el tobillo de Aquiles del joven, que se retiro triste por no poder hacer lo que le mando Cristo.

El joven del relato pensaba que guardaba toda la ley, se hacía justo así mismo, por lo tanto cuando le pregunta a Jesús ¿Qué debo para obtener la vida eterna?, el Señor le responde según sus mismos principios: Guarda los mandamientos, para mostrarle que no podía obtener la salvación a través de sus esfuerzos como lo vemos al final del relato Jesús le dice con algo de ironía:

“Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.

Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.” Mateo 19:21-22

El apologista cristiano Matt Slick comenta al respecto:

“Dios no quiere una fe que este vacía e hipócrita. Santiago 2 habla acerca de aquellos quienes dicen que tienen fe pero no tienen obras. Por lo tanto, las personas no pueden decir si ellos son verdaderos creyentes o no, porque no hay fruto. Este tipo de fe es inservible y no es la fe salvadora. La verdadera fe da resultados en verdaderas obras.

En Mateo 19:16-17, Jesús estaba hablando con un guardador de la ley quien era justo por si mismo ya que él quería poner a prueba a Jesús (Lucas 10:25). Le pregunto que tenía que hacer para obtener la vida eterna y Jesús le respondió que guardara los requerimientos de los mandamientos. Si una persona guarda todo los mandamientos, obtendría la vida eterna. Sin embargo nadie puede guardar todos los mandamientos. Por lo tanto, los comentarios de Jesús a este hombre muestran que la justificación solo puede ser por fe ya que nadie puede guardar todos los mandamientos. Esto es porque en Efesios 2:8 dice que somos salvos por gracia a través de la fe. También en Romanos 3:20-28 y Gálatas 2:16 se nos dice que nadie es justificado delante de Dios por la ley, esto es, por las obras que alguien pueda hacer.”

El que salva es Cristo, ya que la Ley nos lleva hacia El, (Gálatas 3;24). El joven guardaba los mandamientos superficialmente ¿Amaba realmente a su prójimo? No, porque no estuvo dispuesto a dejar sus bienes por su prójimo. La enseñanza de Jesús era clara y es que este joven dejara de confiar en sí mismo, en sus riquezas y poner toda su confianza en él, siguiéndolo.

Este pasaje muestra la imposibilidad de ser salvo por las obras, o que las obras jueguen un papel para ser salvos.

“Pero tú, como eres terco y nos has querido volverte a Dios, estás amontonando castigo sobre ti mismo para el día del castigo, cuando Dios se manifestará para dictar su justa sentencia y pagar a cada uno conforme a lo que hay hecho. Dará vida eterna a quienes, buscando gloria, honor e inmortalidad, perseveraron en hacer lo bueno” (Romanos 2,5-7).

Es verdad que una persona será juzgada según sus hechos, sin embargo la diferencia es que los creyentes en Cristo se les juzgaran sus obras para ver su grado de recompensa en el cielo y a los incrédulos para su grado de castigo en el infierno.

La salvación es por la gracia a través solo de la fe (Sal. 115:1; Ts. 48:11; Jr. 31:31-34; Ez. 36:22-31; Dn. 9:19; Hch. 15:11; Ro. 3:24; 5:15; Ef. 1:4-7;2:8-10; 1 Ti. 1:15), solo por mencionar algunos pocos pasajes.

“Pablo no se refiere a la salvación. La salvación es un regalo de Dios (Ef. 2:8-10). Los que han confiado en Cristo no tendrán que enfrentarse al juicio de Dios (Jn. 5:24; Ro. 8:1). Los inconversos tendrán que comparecer delante del gran trono blanco (Ap. 20:11-15). Allí serán juzgados “según sus obras” (Ap. 20:12-13) y serán echados al lago de fuego donde permanecerán en condenación por toda la eternidad” Elvis L. Carballosa, Romanos (Editorial Portavoz 1994) p. 59

¿Cómo entender este pasaje?

La interpretación más acertada de dicho pasaje y de acuerdo con el tono general de las Escrituras y por su puesto del contexto inmediato es que las buenas obras del creyente no son la fe del creyente, sino la conducta de cada hombre como evidencia infalible de su fe o falta de fe.

Esta es la interpretación correcta por varias razones:

1.- El contexto inmediato.- Pablo afirma que solo la fe es la que justifica:

“Esta justicia de Dios llega, mediante la *fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción,23 pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios,24 pero por su gracia son *justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.[h]25 Dios lo ofreció como un sacrificio de *expiación[i] que se recibe por la fe en su sangre, para así demostrar su justicia. Anteriormente, en su paciencia, Dios había pasado por alto los pecados” Romanos 3:22-25

“En consecuencia, ya que hemos sido *justificados mediante la fe, tenemos[a] paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Romanos 5:1

Solo por mencionar algunos pasajes.

2.- Pablo siempre enfatiza la gracia divina de la salvación que se obtiene por la fe con la responsabilidad humana (Ef. 2:8-10; Fil. 2:12-13; 2 Tes. 2:13; 2 Ti. 2:19).

“pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.” Filipenses 2:13

Dios ayuda al creyente a mantenerse en un camino recto, no para ser o ayudar a su salvación, sino porque es salvo.

“Pues los que no han tenido compasión de otros, sin compasión serán también juzgados, pero los que han tenido compasión saldrán victoriosos en la hora del juicio” (Santiago 2,13).

Antes de exponer el sentido de este pasaje, quiero utilizar dos versiones bíblicas que son mas exactas que esta versión, que no se cual es:

“porque habrá un juicio sin compasión para el que actúe sin compasión. ¡La compasión triunfa en el juicio!” NVI

“Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.” RV 1960

La traducción que hace Evis L. Carballosa es:

Hegar crisis aneleos toi me poiesanti eleos katakauchatai eleos kriseos

“Porque el juicio (es) sin misericordia para el que no mostro misericordia, la misericordia triunfa sobre el juicio”

El sentido del pasaje es sencillo Dios mostro misericordia por nosotros, por lo tanto nosotros debemos de hacer lo mismo, (Mateo 5:7).

No se sugiere que los actos de misericordia de un pecador lo harán libre del juicio, esto solo se da con una relación correcta con Cristo:

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” Romanos 8:1

En otras palabras nosotros quienes hemos recibido la misericordia de Dios, debemos de mostrarla con nuestros contemporáneos, todas las recompensas de ello lo veremos en el tribunal de Cristo, como sabemos ahí no se recompensa con salvación, porque todos los que van ahí son salvo.

“Ya veis cómo el hombre es justificado por las obras y no por la fe solamente”. (Santiago 2:24)

Este pasaje lo he tratado con más detenimiento en el blog en entradas pasadas.

“Y vi los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono; y fueron abiertos los libros, y también otro libro, que es el libro de la vida. Los muertos fueron juzgados de acuerdo con sus hechos y con lo que estaba escrito en aquellos libros” (Apocalipsis 20,12; 22,12).

Aquí se menciona al juicio ante el gran trono blanco, que se refiere a la majestad de Dios, su pureza y justicia.

Este es un juicio para los incrédulos, ya que el juicio de las obras del creyente es ante el tribunal (gr. Bema) no frente al trono (gr. Thronos) de Cristo.

Por tal motivo se les juzga en base a sus obras, para conocer el grado de su castigo, ya que dependiendo de la gravedad de los pecados, habrá niveles de castigo en la eternidad, (Mt. 11:20-24; Jn. 19:11).

La salvación es un regalo de Dios (Efesios 2:8-9). Las obras guardan relación con la recompensa o galardón que los creyentes han de recibir (Ef. 2:10; 1 Co. 3:11-15; He. 11:6), no con su salvación, (Tito 3:5) y las obras respecto con los incrédulos los juzgaran con el grado de condenación a recibir.

Al fin de cuentas lo que no son salvos no estarán en el libro de la vida:

“Aquel cuyo nombre no estaba escrito en el libro de la vida era arrojado al lago de fuego.” Apocalipsis 20:15

No importa si obraron mucho o no, el que es salvo tiene la vida y el que tiene la vida tiene a Cristo:

“Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.” Juan 5:24

“Luego oí una voz que decía desde el cielo: «Escribe: Dichosos los muertos que mueren en el Señor. Desde ahora, sí - dice el Espíritu -, que descansen de sus fatigas, porque sus obras los acompañan”.» (Apocalipsis 14:13)

“Como el gr. Kopos significa un trabajo arduo, duro, difícil, la mejor traducción de la frase gr. Anapaesontai ek ton kipon auton es: “descansaran de sus fatigas”. De paso, nótese el contraste entre el fut. De ind. Anapesontai y el sust. Anapausin del v. 11. Dice F. F. Bruce (o.c., p. 1.701): “Los ‘trabajos’ de los que descansan son los padecimientos que han aguantado, no las obras que han llevado a cabo. No es, pues, un premio a sus meritos, pero si es una recompensa a sus fatigas, al fin y al cabo son obras con las que han manifestado la genuinidad de su fe ( Ga. 5:22-23;Ef.2:10; Stg. 2:14) Francisco Lacueva, Apocalipsis, Los eventos del porvenir según el texto Bíblico, (Editorial Clie 2001). P. 198.

El pasaje habla de personas cristianas “los muertos que mueren en el Señor”, personas que ya son salvas, por eso los llama bienaventurados o dichosos, Dios no olvidara lo que se haya hecho en la tierra, ya que los salvos no perderán su recompensa (1 Co. 9:25; 2 Ti. 4:8).

De nuevo este pasaje no dice que la salvación o justificación ante Dios sea por las obras de uno.

“…y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura - el lino son las buenas acciones de los santos». (Apocalipsis 19:8).

Pablo nos arroja luz sobre cuáles son estas obras que los santos han realizado:

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica” Efesios 2:10

Ya que somos liberados de la esclavitud del mundo, Efesios 2:8, los redimidos dedican su vida en servir a Dios, las obras resultan posibles por medio de la gracia que actúa en el corazón del santo.

La expresión (edothei autei) que traducida es “se le ha concedido” sugiere un acto de la gracia de Dios, se obtiene la limpieza a través de la gracia de Dios.

Los meritos humanos son inútiles para conseguir la salvación, la salvación es un regalo que se obtiene mediante la fen en la persona de Cristo. (Ro. 6:23; 2 Co. 5:21; Tit. 3;4-7).

Las acciones justas guardan relación con los galardones que Dios repartirá a los creyentes en el Tribunal de Cristo (1 Corintios 3;14), no en la justificación por la fe (Romanos 5:1).

“Hagan su trabajo con empeño, por el Señor y no por los hombres, sabiendo que el Señor retribuirá a cada uno según el bien que haya hecho, sea siervo o sea libre”. (Efe 6:7-8).

De nuevo este pasaje habla sobre lo positivo de las buenas obras, sin embargo hay que recordar que Pablo está hablando con personas que ya son salvas:

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios” Efesios 2:8

Su salvación la alcanzaron sin haber hecho ni una sola obra y este pasaje no habla que la salvación sea por las obras, sino que Dios retribuirá ósea recompensara a los cristianos de acuerdo con lo que se haya hecho.

“En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.” Hebreos 11:6

“Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa” 1 Corintios 3:14

Al cristiano se le recompensara en que tanto busque a Dios y haga obras de calidad.

Este pasaje no afirma que la salvación no sea solo por la fe y que se necesiten obras, ni siquiera se menciona la palabra salvación o justificación.

“Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman”. (Santiago 1:12).

La salvación no es algo que se gana sino un regalo de Dios que se recibe por medio de la fe (Juan 10:27-29).

“Si dices: Mira, no sabíamos esto. ¿No lo tiene en cuenta el que sondea los corazones? ¿No lo sabe el que guarda tu alma? ¿No dará a cada hombre según su obra”? (Pro 24:12).

Cierto a cada uno dará conforme su obra, a los cristianos que son salvos por fe su recompensa y a los incrédulos el grado de castigo a recibir en el infierno. Mateo 10:15, 11:21-24; 16:27; Lucas 12:47-48; Juan 15:22; Hebreos 10:29; Apocalipsis 20:11-15; 22:12

“Para que andéis como es digno del Señor, agradándo le en todo, fructificando en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios…” (Col 1:10).

Es verdad pero en este pasaje no se dice que seamos salvos y justificados haciendo obras.

“El Padre que invocan no hace diferencias entre personas, sino que juzga a cada uno según sus obras…”(1ª Ped 1:17).

Este pasaje no habla sobre la salvación del alma y que esta dependa de las obras que haga una persona, en realidad es complicado ver como un pasaje como este puede favorecer la doctrina católica, al parecer solo fue escogido porque viene la palabra “obras”.

El contexto inmediato indica claramente que somos salvos por la sangre de Cristo ósea por el sacrificio de Cristo en la Cruz, que por la gracia de Dios fue enviado y que se acepta por la fe:

“sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto.20 Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes.21 Por medio de él ustedes creen en Dios, que lo *resucitó y glorificó, de modo que su fe y su esperanza están puestas en Dios.” 1 Pedro 1:19-21

De hecho se dice que la salvación es por la fe:

pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación. 1 Pedro 1:9

Como se ha mencionado antes el juicio de Dios respecto a las obras para el cliente será para ver su grado de recompensa y para el incrédulo su grado de castigo.

“Aquel, pues, que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado”. (Santiago 4:17).

Esto es verdad, pero de nuevo no sé cómo este pasaje puede apoyar la doctrina católica y rechazar la enseñanza bíblica de la justificación por la fe.

La justificación por la fe no afirma que podamos vivir una vida pecaminosa, porque ya somos salvos, la Biblia dice:

Entonces, ¿qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos ya bajo la ley sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera!16 ¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son *esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia.17 Pero gracias a Dios que, aunque antes eran esclavos del pecado, ya se han sometido de corazón a la enseñanza[a] que les fue transmitida. Romanos 6:15-17

Como salvos ahora obedecemos la justicia y no el pecado, la justificación según Pablo es por la fe, y no por las obras.

Una vez que somos salvos por la fe (Romanos 5:1) ya no servimos mas al pecado (Romanos 6:6), ahora como cristianos tenemos que vivir para la justicia (Romanos 6:19).

Sin embargo el Cristiano justificado llega a pecar en ocasiones (1 Jn. 1:8), pero al confesar y arrepentirnos somos perdonados (1 Jn. 1:9, 1 Jn. 2:1).

Sin embargo aun así somos hijos de Dios (1 Jn. 3:2), y el hijo de Dios no tiene un estilo de vida pecaminoso (1 Jn. 3:8), pero somos hijos de Dios y salvos por tener fe en la persona de Cristo (1 Jn 5:10-11).

“Les escribo estas cosas a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eternal” 1 Juan 3:5

Este pasaje solo se puede entender desde el punto de vista de la justificación por la fe sola, porque si somos salvos por fe, por lo tanto podemos saber que ya tenemos la vida eterna.

Ahora una vez que somos salvos nuestra vida tiene que tener verdaderas obras de justicia, no hacemos obras de justicia para cooperar de alguna manera, sino como fruto de nuestra fe.

“…practicando el bien, enriqueciéndose de buenas obras, siendo liberales y dadivosos y atesorando para lo futuro con que alcanzar la verdadera vida”. (1ª Tito 6:18-19).

Este es un buen ejemplo de que los católicos no saben utilizar la Biblia por las siguientes dos razones:

1.- El pasaje no tiene contexto, el versículo 17 explica claramente a quien van dirigidos esos dos versículos.

2.- Ese pasaje no está en Tito, porque no hay 1er y 2da de Tito, y Tito no tiene 6 capítulos, es una cita de 1 Timoteo.

Los versículos 17 al 19 van dirigidos a los ricos que acudían a la iglesia de Timoteo, Pablo les dice que no pongan su confianza en las riquezas y que no sean altivos, (v. 17), sino que sean caritativos o como decimos modernamente altruistas (v. 18).

Les voy a decir lo que no dice el pasaje:

1.- No dice que tenemos que obrar de alguna manera para cooperar con nuestra salvación.

2.- No dice que las obras ayudan a nuestra justificación.

Por lo tanto este pasaje no refuta la justificación por la fe sola.

Conclusión.

La mayoría de los pasajes no fueron si quiera difíciles de explicar, lo difícil fue explicar y relacionarlos con la doctrina católica.

1 comentario:

  1. Hola, muy interesante el post, saludos desde Chile!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...